toyotasureste

Just another WordPress.com site

Manejo nocturno

               Los accidentes fatales son tres veces mayores de noche que de día. Ya que casi el noventa por ciento de las reacciones de un conductor dependen de su visibilidad, la oscuridad de la noche rebaja mucho la capacidad de ver los peligros. Un adulto de 50 años de edad necesita casi el doble de luz que uno de 30 años para ver bien. Mientras más oscuro se pone, menos capacidad de visión periférica se tiene, por lo tanto lo que ocurre a los lados y en los espejos es menos llamativo durante la noche que durante el día. La capacidad de percibir colores y distancias se reduce por la noche, disminuyendo así la percepción de profundidad de campo. Otro factor importante que hace más peligroso manejar de noche que de día es la fatiga. Asimismo, el consumo de alcohol es más frecuente de noche que de día, por lo que se debe planear para no conducir luego de ingerir alcohol sobre los niveles considerados seguros por la ley local. La mejor regla sigue siendo no conducir luego de haber ingerido alcohol, por poco que sea.

Algunas recomendaciones para manejar de noche incluyen:

– Revise que las luces, tanto de manejo como de parqueo y de emergencia, estén en buen estado y con las lunas limpias. Los faros deben estar bien calibrados para que no alumbren ni muy altos ni muy bajos. Al no estarlo se reduce la capacidad de ver el camino y posibles obstáculos.

– Tenga los vidrios y los espejos limpios.

– Evite fumar mientras maneja, especialmente de noche, porque la nicotina y el monóxido de carbono reducen la visión nocturna.

– Reduzca la velocidad al tiempo que disminuye la distancia de los demás vehículos.

– Cuando vienen vehículos en sentido contrario y cuando maneja detrás de otro vehículo, ponga luces bajas para no reducir la capacidad del otro de ver el camino. Si alguien no baja las luces, no se debe responder cegándolo puesto que, como dice el dicho, “Es preferible un ciego manejando, que dos”.

– En caso de que otro vehículo no baje las luces, no fije su vista en las luces del vehículo que viene en contra; fije su vista en el margen derecho del camino para que no pierda su visibilidad y para poder juzgar en qué parte del camino se encuentra usted.

– Si tiene un viaje largo, especialmente durante la noche, pare a menudo para tomar un respiro y comer algo. Si está muy cansado, deje de manejar y descanse, parqueándose en un lugar seguro.

– Si tiene algún problema, parquéese lo más a un lado del camino que pueda y encienda las luces de emergencia. Igualmente utilice los triángulos de emergencia para que otros vehículos se percaten de su presencia. Evite parquearse en una curva o quedarse varado en medio del camino. Cuide también para que los otros pasajeros no se paren en la vía.

– Tenga en cuenta que la hora durante la cual la luz engaña más es al atardecer y al amanecer porque los ojos están ajustándose al cambio de luz y porque la falta de sombras hacen más difícil juzgar distancias. Corolla

Cortesía de:

TOYOTA ECUADOR

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: